Motivación de astronauta

Esta entrada está centrada en una de las misiones de uno de mis ídolos, bueno, no en una misión cualquiera, sino en su primera misión, en la que él llegaba a hacer realidad su sueño, y el mío.

La persona en cuestión es Pedro Duque, Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y astronauta de la ESA, puesto que me gustaría poder seguir sus pasos en un futuro ya no muy lejano.

Como se acaba de comentar, la misión que me parece más interesante tanto a nivel profesional como a nivel emocional, aunque es justo decir que este último predomina, es la primera vez que Pedro Duque viajó al espacio.

Fue en la misión llamada STS-95 efectuada a bordo del transbordador Discovery OV-103.

En la misión, cuya duración fue de tan sólo 9 días, Pedro Duque estaba al cargo de los experimentos europeos, así como del mantenimiento de todos los ordenadores portátiles de a bordo, los cuales controlaban todos los experimentos.

Mucha gente conoce o ha oído hablar de Pedro Duque pero lo que pocos saben, y es la parte en la que me siento más identificada con él, es que no tuvo un camino de rosas para llegar hasta donde está, sino que tuvo que esperar más de 6 años desde que fue seleccionado y 3 misiones para subir al espacio, ya que en las dos anteriores fue relegado a formar parte de la tripulación suplente pese a estar perfectamente preparado.

Esta espera le supuso una gran prueba de fe, planteándose en varias ocasiones su continuidad en el cuerpo de astronautas, ya que invertir tanto esfuerzo y tiempo en una empresa y en unos proyectos en los cuales no se obtiene ningún fruto, o no el esperado, y nadie te asegura nada, es un tanto frustrante. Sin embargo, él no escogió la opción fácil como hubiera sido rendirse y renunciar, sino que decidió seguir y gracias a su espera, dedicación y fuerza de voluntad finalmente se vio recompensado al ser seleccionado para formar parte de la tripulación para la misión STS-95.

El hecho que Pedro Duque llegara a participar en esta misión es lo que me impulsa a seguir esforzándome para hacer realidad mi sueño ya que él no tuvo un camino fácil para llegar a ello. Así que estudiaré todo lo que pueda y lo mejor que sepa y daré lo mejor de mi en estos años de universidad, pero si a veces no salen los resultados esperados, recordaré el pasado de Pedro Duque y su presente, teniendo en cuenta a lo que ha llegado y sabiendo que él ha hecho realidad su sueño, y haré como él, seguir siempre y rendirme no será una opción, porque las cosas si son difíciles es porque valen la pena.

En el siguiente enlace puede verse el lanzamiento del Discovery en octubre de 1998: https://www.youtube.com/watch?v=_HtmLjxmVww

Pulaski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s