Catástrofe Progress 59

El pasado martes día 28 de abril tuvo lugar el despegue de la Progress 59, desde la base Baikonur Cosmodrone en Kazakhstan. Estaba previsto que llegara a la estación espacial internacional (ISS) en una misión de suministramiento de recursos: tres toneladas, entre comida, combustible, oxígeno, agua, recambios de maquinaria y piezas para el mantenimiento de los sistemas de control medioambientales de la estación.

No obstante, la Progress 59 no alcanzó su destino, y se perdió el control de ésta. Los suministros no llegaron a la ISS, pero los astronautas “hospedados” en ella no tuvieron problemas importantes, ya que tienen reservas suficientes para aguantar mucho tiempo. Sin embargo, esta entrega tenía que realizarse con brevedad.

El recuento de veces que se ha llevado a cabo esta misión de entrega de suministros por una nave de estas características asciende a 62, siendo la Progress 59 la segunda nave que no ha llegado a destino.

progress593
Progress 59 de Matthew Humphries

Todavía no está claro el motivo del incidente, pero la Russian Federal Space Agency (Roscosmos) sigue investigando los motivos exactos que pudieron provocar lo que pasó.

Tras el accidente, un portavoz de Roscosmos, Vladimir Solovyov, anunció que la nave había entrado en la atmósfera, que posteriormente se desintegraría la mayor parte de ella debido al rozamiento con la atmósfera, pero que algunos restos podían llegar a impactar en el suelo, aunque era poco probable. Afortunadamente, todo tuvo lugar “encima” del Océano Pacífico.

Decidí escribir sobre esta misión espacial porque, con un compañero, vi en directo (por internet) el despegue de la nave. Estábamos en clase de Ciencia de los Materiales y sacamos el ordenador discretamente porque sabíamos que iba a tener lugar el despegue en breve y no queríamos perdérnoslo, así que pudimos ver cómo la nave abandonaba la tierra. Sólo fueron unos minutos que vimos como despegaba, y volvimos a atender.

Al día siguiente, me llegó una noticia desde un diario digital diciendo que una nave rusa había sufrido un incidente y que había entrado en caída libre en la atmósfera. Rápidamente, mandé un mensaje Whatsapp a mi compañero preguntándole si era la misma nave que habíamos visto despegar, ya que no recordaba exactamente el modelo.

progress592.png
Despegue Progress 59 de Roscosmos (Russian Federal Space Agency)

Él me contestó que sí, y más tarde salió el tema en una conversación mientras estábamos comiendo, y nos reímos diciendo que habíamos dado muy mala suerte a esa misión espacial.

Fue un incidente que debió de costar muchísimo dinero a la agencia rusa, sin embargo, nadie resultó herido y personalmente me dieron una anécdota que contar: una de las pocas veces que veo en directo un despegue y resulta que la nave queda destruida… da que plantearse si la carrera que estoy estudiando es la correcta.

progress591
Progress 59, fotografía de la Nasa

Domenikos Theotokópoulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s